Derechos y obligaciones del socio

Dentro de los Estatutos de la Asociación Homa Digno, en sus artículos 36 y 37, se reflejan los derechos y obligaciones que corresponden a los socios.

 

A continuación se trascriben dichos artículos:

 

Artículo 36 - Derechos:

1. Son derechos de los socios de número y fundadores:

  1. Participar en las Asambleas con voz y voto, siempre que se encuentren al corriente de sus cuotas mensuales.
  2. Ser electores, pudiendo ser elegibles para los cargos directivos los socios fundadores, y los de número, una vez hayan ostentado la condición de socio durante el transcurso de cuatro años ininterrumpidos.
  3. Ser informados acerca de la composición de los órganos de gobierno y representación de la Asociación, de su estado de cuentas y del desarrollo de su actividad.
  4. Ser oídos con carácter previo a la adopción de medidas disciplinarias contra ellos y ser informados de los hechos que den lugar a tales medidas, debiendo ser motivado el acuerdo que, en su caso, imponga la sanción.
  5. Acceder a la documentación de la Asociación, a través de la Junta Directiva y la Comisión Permanente.
  6. Participar en las actividades de la Asociación y utilizar los bienes e instalaciones de uso común de la Asociación, con respeto a igual derecho del resto de los socios.


2. Los socios de honor tendrán los mismos derechos que los fundadores y de número a excepción de los previstos en los apartados a) y b). No obstante lo anterior, podrán asistir a la Asambleas Generales con voz pero sin voto.

Artículo 37 - Obligaciones:

Son deberes de los socios fundadores y de número:

  1. Compartir las finalidades de la Asociación y colaborar para la consecución de las mismas.
  2. Pagar las cuotas, derramas y otras aportaciones que, con arreglo a los Estatutos, puedan corresponder a cada socio.
  3. Cumplir el resto de obligaciones que resulten de las disposiciones estatutarias.
  4. Acatar y cumplir los acuerdos válidamente adoptados por la Junta Directiva y la Asamblea General.

Sin perjuicio de la pérdida de la condición de persona asociada por impago de las cuotas sociales, en tanto se procede a su expulsión, el socio o socia tendrá en suspenso el derecho de sufragio activo y pasivo. Dicha suspensión del derecho se producirá con el impago de una sola de las cuotas y mientras se proceda a su regularización o a la pérdida definitiva de la condición de persona asociada.